Inicio >Educación> Mapa conceptual

Concepto de Mapa conceptual


Los mapas conceptuales son herramientas muy útiles para cualquier persona que desee estudiar o realizar exposiciones. Su utilidad es indiscutida y son, junto a las reglas memo-técnicas, una de las formas más prácticas para interiorizar contenidos. Pasemos a una definición más detallada.

Los mapas conceptuales son esquemas, representaciones gráficas de una idea o un conjunto de las mismas, en las cuales encontramos dos grandes elementos: conceptos (o frases breves, cortas) y uniones o enlaces.

Mapa conceptual

(Ejemplo de mapa conceptual.)

¿Por qué es importante el mapa conceptual?

La importancia del mapa conceptual dentro de los ámbitos educativos fue desarrollado por Joshep D. Novak, un destacado educador norteamericano, quien desarrolló esta teoría por los años 70. Postulaba que se debía romper con los modelos clásicos y rígidos de enseñanza formal, de memorización de contenidos; creía en la importancia de una enseñanza dinámica.

Actualmente, escribió varios informes sobre cómo Internet puede ayudar en los distintos procesos educativos.Según este intelectual, existen dos tipos de aprendizaje: uno dinámico y activo, y otro significativo. Los niños aprenden a hablar por un aprendizaje significativo, se encuentran o enfrentan “significados”. Según Novak, la falla del sistema educativo es que sólo fomenta un aprendizaje de recepción pasiva, el alumno no penetra en los significados, sólo repite. En cambio, a través de los mapas conceptuales, el estudiante se relaciona directamente con los conceptos, debe hacer asociaciones y ya no es un mero receptor pasivo.

Conceptos y uniones del mapa conceptual

Volvamos a los dos elementos que generalmente encontramos en los mapas conceptuales (podemos encontrar anotaciones al margen, por ejemplo, pero en esta ocasión nos ocuparemos tan sólo de estos dos). En un mapa conceptual, un “concepto” viene asociado a un conjunto de ideas, que se encuentran resumidas, sintetizadas o simplemente son evocadas. Estos “conceptos” se unirán a otros a través de flechas, corchetes, etc. Es importante tener en claro el significado de cada “unión”, es decir, si expresan causalidad, referencia, o algún tipo de asociación no explicitado. No toda unión significa lo mismo en todos los mapas conceptuales y como generalmente son de uso privado, cada uno tiene en claro sus sentidos. Sin embargo, podemos usarlos para ciertas exposiciones, y todos los que vean un mapa conceptual deberán entender qué se quiere decir en ellos.



Para que un mapa conceptual sea claro, debe estar organizado de manera tal que con tan sólo una breve mirada entendamos qué se quiere decir y qué conceptos involucran. Por lo tanto, los conceptos principales deben encontrarse en una parte preferencial del esquema (arriba, al costado; dependerá esto del ordenamiento que tenga el mismo). Por otra parte, los conceptos deben ser relevantes en el tema que estemos tratando, y no deben contener más de tres o cuatro palabras. No debemos incluir ideas que no sean relevantes y las conexiones deben ser claras. Es muy común ver en los mapas conceptuales de los alumnos un “mar de flechas”, es decir, flechas que se cruzan en todos los sentidos y las direcciones.

Para realizar un mapa conceptual, es deseable en primer medida leer todo el texto con el que estemos trabajando. No es una buena idea ir haciendo un esquema a la par que leemos, ya que el autor puede estar dando un ejemplo, o tan sólo es la antesala a otro tema más importante. Es una buena idea anotar las palabras claves en una hoja borrador al costado del texto, para luego unirlas una vez concluido todo el proceso. Los mapas conceptuales son sin duda una gran herramienta para cualquier estudiante.


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.