Inicio >Legales> Jurisprudencia

Concepto de Jurisprudencia


El concepto jurisprudencia se utiliza en el lenguaje del derecho, para referirse al conjunto de pronunciamientos que dictan las personas que tienen capacidad y facultad de interpretar las normas jurídicas, adaptándolas a cada caso concreto.

El paso de la legislación y el establecimiento de las leyes a su real cumplimiento requieren de decisiones, que a veces no están explícitas en las normas. Justamente por estas cuestiones de jurisprudencia es que los jueces no son ni podrán ser jamás personas mecánicas que actúen al pie de la letra, sino que deben formar y poseer criterios particulares.

La jurisprudencia se forma a partir de todos los fallos de tribunales judiciales, ya que todo constituirá un precedente de acción. Es por esto que una decisión de un juez no tiene solamente el efecto actual, sino que servirá de precedente para futuras ocasiones, tanto de ellos como de otros magistrados. La frase ‘sentar jurisprudencia’ se usa justamente para aquellas situaciones en las que un juez establece los parámetros con los que la justicia comenzará a expedirse en algún caso.

A los lineamientos con los que se está dictando cómo procesar y cómo resolver, en estos casos de atribución jurisdiccional, se los conoce como política jurisdiccional. Tal vez la función primera de la Corte Suprema de Justicia sea determinar las políticas jurisdiccionales, sin embargo, no se busca que estas políticas sean determinadas verticalmente, sino que los escalafones más bajos de la justicia tengan su capacidad de hacerlo.

La jurisprudencia es entonces una fuente del derecho, cuyo valor varía según la organización de cada país. Se diferencia de las otras fuentes que podrán ser la legislación (en donde se incluyen la Constitución, las Leyes Nacionales y Municipales, los decretos de menor valor), la doctrina (estudios y observaciones de carácter científico, realizadas a partir de juristas), la costumbre (circunstancias que, sin ir en contra de ninguna ley o decreto, se repiten por un tiempo y son aceptadas por una comunidad hasta transformarse en culturales, aunque no estén registradas ni legisladas).

El derecho conocido como anglosajón, que es el que predomina en Inglaterra, en Estados Unidos y en algunos países de Oceanía, se basa fundamentalmente en la jurisprudencia y en las sentencias dictadas por el mismo tribunal. Se considera, en ese ámbito, que la jurisprudencia es la fuente principal, llamada common law. Su origen se remonta a la época en la que Guillermo el Conquistador estaba en el trono: el derecho era algo relativamente nuevo y se consideraba que la autoridad legal estaba emanada de Dios. Este mecanismo jurisdiccional se fue desarrollando por la centralización de la administración de la justicia en manos del monarca, que distribuyó jueces a lo largo del país que pudieron establecer una política jurisdiccional propia.



Se puede establecer una clasificación dentro del concepto y definición de jurisprudencia, de acuerdo a su condición respecto de la ley misma:

· La jurisprudencia contra legem: es aquella que determina resultados contrarios a las leyes. Solo podría ser válida en el caso de un país en el que la jurisprudencia esté por encima de la ley en la escala de fuentes, cosa que no podría suceder en los países de derecho continental (como el nuestro).

· La jurisprudencia deformante: es la que se expide alterando el sentido de una ley, aplicándola pero en un caso distinto de aquel para el cual esta prevista.

· La jurisprudencia derogatoria: es la que interpreta una legislación como inconstitucional. No se trata de una anulación de la ley escrita, pero sí de una inaplicabilidad en los hechos.

· Jurisprudencia plenaria: es la que se aplica a través de una reunión de todos los jueces de una cámara o de una corte. A esos fallos se los conoce como fallos plenarios.

· Jurisprudencia restrictiva: es la que interpreta una ley limitando su aplicación. Se destacan en este caso las normas que establecen privilegios.


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.