Concepto de innovación

El concepto de innovación debe su etimología al latín, y se define según el Diccionario de la Real Academia Española de dos modos. Por un lado, se considera innovar a alterar cualquier cosa introduciéndole novedades. Las personas constantemente están innovando y probando alternativas para su trabajo, estudio o en cualquier ámbito de la vida. Sin embargo, la acepción más importante es la que tiene en el ámbito económico: acción de modificar un producto para su introducción en el mercado. Lo fundamental de la innovación es que toma todo lo ya existente y lo reconstruye, lo reorganiza o lo muda agregándole algo nuevo. Si bien la definición primera hace referencia solamente al uso que se hace del término en microeconomía, la innovación ha trascendido el mundo del desarrollo de los productos.

El uso económico del término vino a partir de la intervención de Schumpeter. Una innovación –dijo- “corresponde a una introducción de un nuevo producto, de un nuevo método de producción (no consecuente de un descubrimiento científico), de un nuevo mercado, de una fuente de suministro de materias primas o de una nueva organización de la producción”. Él propuso una distinción entre la invención y la innovación, diferenciando a los inventos (que pueden no comercializarse y permanecer desconocidos) de las innovaciones, que ya han sido socializadas. La diferencia la trae el mercado, ya que el invento no necesariamente tendrá aceptación en el público.

Los requerimientos para la innovación vienen dados por la capacidad creativa de la mente, por la experiencia y por el complemento y el trabajo en equipo de las distintas áreas: marketing, ciencia, desarrollo, publicidad. Sin embargo, hay otros factores que pueden sobrepasar al equipo de trabajo, ya sean internos de la empresa (dedicación de recursos, inversiones) o externos (situación socioeconómica de los países, estrategias regionales).

Existen otras concepciones de la innovación entendidas desde el lugar de la empresa. El World Economic Forum considera a la innovación entre los fuertes que hacen a la competitividad de una compañía, ya que es el único medio para mejorar a largo plazo los niveles de vida de la gente. The Boston Consulting Group extiende la idea de innovación a la estructura empresarial, a la cadena de valor, a los servicios, a la experiencia del cliente, y considera que casi todas las introducciones que se hagan en cualquier ámbito de la compañía resultan innovaciones. Es por esta ambigüedad que decidieron clasificar los resultados entre los tangibles (como los productos o las fórmulas) contra los intangibles (como la ventaja de los elementos mencionados).

Alrededor de la innovación se ha desarrollado un mundo que lo investiga y lo analiza. Seguramente las empresas (y los países) que tengan mayor capacidad de innovación sean los que tengan la tecnología y los productos de punta, de modo que resulta eficaz crear un indicador de innovación, para comparar la dinámica de la innovación según el lugar del que provenga. Se ha desarrollado, por otro lado, una variedad de software que fomenta la innovación, digitalizando y simplificando parte del proceso.

La importancia que tiene para los países es tal que se ha desarrollado una dimensión política detrás de la innovación. Los países que sean capaces de desarrollar una industria con alta capacidad de innovación tendrán mucha competitividad, y podrán mejorar en gran medida el nivel de vida de la sociedad. La Unión Europea así lo considera, y es por eso que intenta analizarla y comprenderla para diseñar mejores políticas.


Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.




Artículos Relacionados: