Concepto de
Humildad

¿Qué es humildad?

La humildad es una cualidad que implica el desapego a lo material y la ayuda al prójimo. Por esa razón, es una de las cualidades más valiosas que puede tener una persona, y una virtud muy importante a la hora de vivir en sociedad.

Una persona humilde es capaz de demostrar modestia y deja de lado el yo para preocuparse por los demás. Una persona humilde no es egoísta ni egocéntrica, no se centra en su propia persona y sus logros ni busca destacarse ante los demás. De esta manera su accionar es objetivo y no se deja llevar por lo subjetivo.

La humildad es difícil de encontrar en la actualidad, cuando vivimos en una sociedad que rebasa de egoísmo, donde las personas viven preocupadas por lo material, por el éxito, por el dinero y por el poder.

Muchas religiones consideran a la humildad como una de las virtudes más importantes que debe seguir el ser humano. En el cristianismo, Jesús es modelo de humildad y de hecho es considerado el rey de los humildes, por eso, quienes siguen su doctrina también deben ser fieles a esta concepción. Tanto la dedicación al otro como el amor al prójimo son pilares dentro del catolicismo.

¿De dónde surge esta palabra?

La palabra humildad proviene del vocablo latino humilitas, que a su vez tiene la raíz humus que quiere decir tierra en latín. Con respecto a esta consideración, la palabra humildad tiene que ver con nuestra capacidad de aceptar nuestras limitaciones y bajezas. También se relaciona con la sumisión y el rendimiento.

Humilitas deriva del vocablo humilis, que quiere decir humilde, y a la vez del verbo humiliare, que se relaciona con postrarse sobre la tierra con dominio de otro sobre la persona en cuestión. En este sentido se relaciona con la tierra, ya que en el pasado se consideraba que las emociones, depresiones y deseos se generaban por irregularidades en las masas de agua.

La virtud de la humildad

Quien sea humilde conoce sus propias limitaciones y debilidades. Es capaz de restar importancia a los logros personales y de reconocer sus defectos y errores.

El famoso escritor español del Siglo de Oro ha dicho que la humildad es la base y fundamento de las virtudes, ya que sin ella no hay alguna que lo sea. Con esto quiere decir que la humildad es la base de todas las virtudes, quien es humilde es virtuoso y capaz de generar las demás virtudes.

La humildad se opone a la soberbia, ya que quien es humilde no es pretencioso, interesado ni egoísta como sí lo es alquilen que practica la soberbia. Un soberbio hace las cosas por conveniencia, un humilde las hace por amor al otro.

Un ser humilde es capaz de relacionarse con los demás de manera más pacífica y noble. Es poco probable que llegue a ser un líder y quizás se le dificulte su tarea dentro de un ámbito social como ser una empresa. Pero sus vínculos serán más estables y duraderos.

Una persona que es más bien dominante y tiene un carácter del tipo egoísta o egocéntrico no logrará un vínculo tan estrecho con otra persona como sí lo hace alguien a quien le interesa el bienestar de los demás sobre el propio. La persona humilde es capaz de dejar de lado su propio bien para buscar el de los demás y eso genera en las demás personas un sentimiento de apego y agradecimiento.

 

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Conceptos (2018). "Humildad". Recuperado de: http://concepto.de/humildad/


Citar

Citado APA: (A. 2018,01. Concepto de Humildad. Equipo de Redacción de Concepto.de. Obtenido 2018,04, de http://concepto.de/humildad/)

Citar

Citado Enciclopédico: Equipo de Redacción de Concepto.de, 2018,01. Concepto de Humildad. Editorial Concepto.de (Enciclopedia online). Argentina.