Inicio >Naturaleza> Homeostasis

Concepto de Homeostasis


El concepto homeostasis tiene su origen en el idioma griego, con la combinación de dos vocablos que significaban, respectivamente, semejante y estabilidad. Por eso es que la palabra se emplea principalmente en el ámbito de la biología, para hacer referencia a la capacidad que tienen todos los seres vivos de autorregular su medio interno consiguiendo así mantener equilibradas las composiciones y propiedades del organismo.

Se trata de una función vital para el cuerpo, ya que permite lograr un equilibrio dinámico a través de constantes cambios, posibles en la medida que el cuerpo se comporte como un sistema. El proceso es capaz de controlar que los valores energéticos estén en niveles normales, y en caso contrario, activar los mecanismos correspondientes para equilibrarlo. Además de esta homeostasis sistémica, que funciona manteniendo en equilibrio algunas variables, existe otra clase de homeostasis: la celular, que asegura la regulación de la proliferación, la supervivencia y la diferenciación de las células de los tejidos mediante comunicación entre ellas. Los casos de los tumores malignos, por ejemplo, son situaciones en las que se desequilibra esta comunicación celular, lo que luego llevará a que se vulnere también la homeostasis sistémica. Los dos factores influyentes para el desarrollo de la homeostasis son el medio interno (metabolismo de la producción de sustancias de desecho que deben ser eliminadas, por ejemplo) y el medio externo (interacción del cuerpo con su entorno, como los cambios de color de la piel cuando se recibe frío o calor, o los camuflajes de los animales).

La historia del término no puede estar separada de la historia de la disciplina que estudia esa clase de funciones del cuerpo: la fisiología, que trata de interpretarlo como el sistema organizado que es, con sus mecanismos y sus reacciones.

Luego de la Edad Media se produjo el crecimiento de esta ciencia, con una modernización del estudio de la anatomía. La observación y el experimento comenzaban a complementarse en lo referente al cuerpo humano, posibilitando avances que harían cambiar los paradigmas. En el siglo XIX, la introducción por parte de Schleiden y Schwann de la teoría celular cambió el panorama de estudio de esas ciencias, y un tiempo después, el fisiólogo Claude Bernard aportó la idea del medio interno, para luego, en 1932, ser modificado y definido como ‘homeostasis’ por otro fisiólogo, Walter Cannon.



Como se dijo, el término apunta a los casos de sistemas (el cuerpo de un ser vivo) y procesos que terminan por generar un equilibrio dentro de esos sistemas, y también en sus interacciones con el medio externo. Esta definición se ha extendido, y es por eso que se habla de homeostasis en otros ámbitos, más allá de la fisiología. La psicología adopta el término para entender la idea de que todos los organismos manifiestan su conducta en función de las necesidades que tienen, lo que presume dos cosas: para que exista esa conducta debe haber necesidades, pero también satisfacción de ellas. La acción de las personas va involuntariamente en pos de un equilibrio entre esas dos, por lo tanto se aplica el concepto.

La homeostasis cibernética aparece en la informática, entendida como la capacidad de los sistemas cibernéticos de mantener una serie de variables en un equilibrio, estando dispuestos a cambiar parámetros de su estructura interna. En la administración de organizaciones se cree que la empresa productiva funciona de forma homeostática, porque recibe estímulos externos (mensajes, información, consecuencias de hechos pasados) que le hacen reaccionar de distintas formas, modificando su comportamiento interno o en el mercado.


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.