Inicio >Ser humano> Hipocresía

Concepto de Hipocresía


La hipocresía se refiere a la actitud de demostrar ciertas ideas, sentimientos o cualidades que, en realidad, son completamente contrarias a las que en realidad sentimos, pensamos o tenemos.

Esta palabra, que proviene de la palabra griega hypokrisis, conlleva a actuar, mentir o fingir una respuesta. Si nos remontamos a la Grecia Antigua y al desarrollo y evolución de su cultura, podemos notar que fue justamente ahí donde se comenzó a utilizar este término para referirse al actor, el cual, por lo general, utilizaba una máscara o disfraz completo para llevar a cabo su personaje y de esta manera establecer una diferencia entre la realidad y la ficción que quería representar.

Es sumamente normal observar, por ejemplo, entre todas esas personas que manifiestan y llevan a cabo este tipo de actitudes, que desarrollen y promuevan situaciones o quizás promulguen ideas que no pueden lograr sustentar con buenos fundamentos a través del tiempo. Este ejemplo lo podemos ver en reiteradas situaciones y casi a diario en el área de la política. Es muy común y casi ningún país está exento de aquellos políticos que se llenan la boca hablando de seguridad y haciendo promesas que nunca logran cumplir. Hablan de bien común y ayudar al otro cuando, a la hora de implementar políticas, solo lo hacen para algunos pocos.

Por otro lado y más allá de que el concepto de hipocresía esté íntimamente ligado con las ideas y opiniones, también es válido considerarlo en los sentimientos o cualidades personales que no logran corresponderse con las acciones que realmente practicamos.

Un claro ejemplo se da cuando alguien manifiesta abiertamente que es hábil para realizar cierta tarea, cuando en realidad sabe que no es capaz de lograrla de una forma correcta y eficaz.

En ese caso también podemos determinar que se trata de hipocresía. Aunque, como ya habíamos manifestado, es más frecuente decir y relacionar la hipocresía con quien dice tener cierto pensamiento u opinión y en realidad es todo lo contrario, actuando de una forma opuesta a lo planteado originalmente.

Hipocresía

(El término hipocresía nace en la Grecia Antigua)

Ahora bien, podemos manifestar que no existe una clasificación pertinente respecto a aquellos sujetos en los que se logra observar conductas hipócritas. Sin embargo, se debe hacer una diferenciación que puede resultar algo caprichosa, pero es una diferencia al fin.

  • Por un lado, podemos ver que existe aquel en quien la hipocresía es parte de su vida durante las 24 horas del día, generando continuas contradicciones entre los que dice y hace.
  • También podemos encontrar a aquel que, por alguna razón cualquiera, se lo ve obligado a asumir una actitud de tipo hipócrita. En este último caso, deberíamos rescatar a aquellas personas que, por algún caso de fuerza mayor, deben actuar de forma hipócrita, ya sea por defender un trabajo que precisa para continuar viviendo dignamente y, por lo tanto, se ven obligados a defender situaciones o ideas determinadas, las cuales no defenderían si no cargaran con dicha presión.


Normalmente, estas personas son denominadas “mercenarios”, justamente por esta actitud de fingir u ocultar los verdaderos pensamientos, actitudes y opiniones que poseen. Y todo esto lo hacen a cambio de tener mayor reconocimiento social o, si se tratase de un reconocimiento laboral, dicho beneficio sería económico (salario, aumentos, ascensos).

Sin embargo, es muy importante destacar y tener en cuenta que esta clase de “hipócritas” está expuesto a un alto nivel de estrés y presión psicológica muy grandes, ya que este modo de comportamiento no forma parte de su círculo de deseos, sólo debe actuar así para cuidar y mantener algo que posee y le costó trabajo conseguir, ya sea un estatus social o un empleo.

Muy distinto al caso anterior es el de los “hipócritas de tiempo completo”, quienes se encuentran muy alejados de la presión y del estrés de mantener algo que no son ni que quieren ser sólo por contentar a otros. Es decir, se sienten satisfechos y conformes con su comportamiento hipócrita, ya que lo entienden como una forma de abrirse paso entre las demás personas. De este modo, la hipocresía se torna en una especie de estrategia de supervivencia en el mundo actual.

La verdad de todo esto es que el pensar al mundo humano sin la hipocresía es muy difícil, teniendo en cuenta el simple hecho de que somos seres finitos, manipulables, contradictorios e influenciables por agentes externos que nos hacen convertirnos en una presa fácil para la hipocresía y la superficialidad.


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.