Concepto de higiene

El concepto de higiene proviene del término francés hygiène. Cuando se habla de higiene se hace referencia a la rama de la medicina que tiene como fin la prevención de enfermedades y la conservación de la salud, ya sea visto desde los aspectos personales como los ambientales.

Concretamente el término higiene se refiera a aquellas prácticas que incluyen la limpieza y aseo personal, de hogares y espacios públicos. La higiene es una práctica que debería adquirir gran importancia de la vida de los seres humanos ya que la ausencia de las mismas puede acarrear importantes consecuencias negativas para el organismo y la sociedad en su conjunto.

Si bien los orígenes de la práctica pueden ser rastreados desde la antigua Grecia, sus inicios como ciencia datan en los primeros años del Siglo XX. En este contexto histórico comenzaron a ser utilizados métodos específicos para la investigación y determinadas normas para su ejecución. Gracias a la concepción del la higiene como ciencia han sido prevenidas muchas enfermedades y en muchos casos los porcentajes han disminuido de manera notable. De todos modos estos cambios pueden verse con mayor facilidad en ciertos países pero no en otros.

La higiene puede ser tipificada dependiendo de sus características particulares. Los dos grandes grupos en las que se la puede clasificar son la privada y la pública. Esta última hace referencia a aquella que debe ser llevada a cabo por la autoridad competente, que actúa considerando las circunstancias y necesidades de la población en su totalidad. Algunos ejemplos son las redes cloacales o de agua apta para el consumo humano. Además muchas veces son realizadas campañas con el fin de difundir determinada información referida a la higiene. En cuanto a la higiene privada puede ser entendida como aquella higiene que cada ser humano debe encargarse de manera personal, ya sea desde el punto de vista corporal como la del espacio que habita. Dentro de este grupo es posible distinguir algunos tipos de higiene de maneras particulares y adaptadas a la situación dada. Algunos ejemplos pueden ser:

  1. Higiene en la postura: en este caso se hace referencia a eludir aquellas posturas o esfuerzos que no resultan necesarios y pueden tener efectos nocivos sobre la columna vertebral. La columna debe recibir especial atención ya que es la estructura del cuerpo humano y es el gran soporte del cuerpo. Cuando no se la cuida resulta normal la aparición de dolores lumbares y muchas veces anomalías. Algunos consejos dados por especialistas son: la distribución del peso en las dos manos o brazos, evitar estirarse para alcanzar objetos que se encuentran muy altos, para ello aseguran que es preferible el uso de una escalera o un banco, al momento de agacharse es recomendable doblar las piernas, entre muchos otros recaudos que pueden ser tenidos en cuenta.
  2. Higiene laboral: cuando se habla de la higiene en los lugares de trabajo, se debe tomar en cuenta que muchas medidas tomadas deben ser consideradas como normas legales, más que como simples práctica. Estas medidas permiten proteger la integridad tanto física como mental de los trabajadores ya que se evitan muchos riesgos dependiendo del ámbito de trabajo. Para ello es necesario distinguir tres grandes grupos, en primer lugar las condiciones sociales, es decir el clima entre los trabajadores, el ambiente, la organización tanto jerárquica como informal, entre otros. Cuando se habla de las condiciones temporales se hace referencia a la cantidad de horas de trabajo, períodos vacacionales o recesos durante las jornadas, la cantidad de horas extra, entre otros. Por último las condiciones del ambiente hace referencia al espacio físico en el cual el trabajador se halla inmerso y si el mismo lo protege de posibles peligros.
  3. Higiene del cuerpo: en este caso se habla de una limpieza corporal, fijando especial atención al órgano cutáneo, es decir la piel y también en las uñas y la cabellera. La piel es el mayor órgano del cuerpo y además es el contacto con el medio, el cual protege al resto del cuerpo de posibles agresiones provenientes del ambiente. Para que se encuentre en buen estado especialistas recomiendan la remoción de piel seca, polvo y asimismo las secreciones de las distintas glándulas del cuerpo. Es importante recalcar que el abuso de productos nocivos para la piel, como podrían ser el cloro o el  detergente, es aun más peligroso que la ausencia de higiene.
  4. Higiene en el deporte: la higiene en el ámbito deportivo no solo resulta beneficio para la salud, si no que a su vez permite alcanzar mejores niveles, sobre todo en los espacios competitivos. Es necesario prestar atención antes, durante y luego de realizar las actividades físicas. En primer término resulta de gran importancia realizar una visita al médico para verificar si el cuerpo se encuentra en condiciones de realizar la actividad deseada.
    En los minutos previos a la actividad es necesario realizar actividades para que el organismo pueda prepararse, para ello las entradas en calor resultan elementales. Es necesario también haber realizado la digestión, por eso se recomienda la práctica deportiva luego de haber esperando dos horas desde la última comida. En el momento que se ejecuta el deporte o actividad en necesaria la bebida de agua o algún otro tipo de líquidos con el fin de mantener el cuerpo hidratado. La vestimenta utilizada debe encontrarse limpia, pero además debe ser cómoda y que no inhiba la traspiración. Los especialistas afirman que no es bueno dar por finalizada la tarea de manera repentina, por ello es necesaria la realización de alguna actividad más suave una vez finalizado el ejercicio, como  por ejemplo podría ser una caminata. La hidratación debe continuar incluso una vez finalizada la actividad y por último resulta elemental tomar un baño con el fin de higienizarse corporalmente de la manera correspondiente. Además resulta muy útil para la recuperación del cuerpo.

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.


Artículos Relacionados: