Inicio >Ser humano> Hedonismo

Concepto de Hedonismo


La palabra hedonismo deriva del término hedonismos y está conformada etimológicamente por dos conceptos del vocablo griego: “hedone” e “ismos”. “Hedone” es considerado un sinónimo de placer, mientras que “ismos” es un sufijo que significa cualidad.

¿Qué es el hedonismo?

El hedonismo es considerado como una rama o doctrina dentro de la filosofía, cuyos seguidores proponen como finalidad única de la vida el lograr un placer absoluto y verdadero. Es entonces que aquellos que hacen del hedonismo su estilo de vida, suele decirse que buscan disfrutar y aprovechar cada momento vivido, alejándose de los dolores y de todo mal, para conseguir plenamente el fin de dicha doctrina.

Dentro del hedonismo pueden destacarse regularmente teorías morales, cuyos contenidos siempre hacen hincapié en las actividades que realiza el hombre, afirmando entonces que en el mayor de los casos, dichas actividades son concretadas para cumplir un interés en particular. De aquí en más, los hedonistas concluyen que solo el placer es buscado para lograr la sensación propia del mismo.

Historia del Hedonismo

Cuando se intenta referir al término hedonismo, se está incluyendo dentro del mismo cada acción que permite al hombre encontrar y por lo tanto poseer aquel placer emocional que anhela. Esta filosofía ha sido pensada y analizada hace ya muchos años y puede afirmarse que su primer impulsor y pensador es el filósofo de la antigua Grecia, Epicuro.

Epicuro fue un filósofo griego nacido en Samos y es en ese mismo lugar en donde fue criado y educado durante su niñez. Cuenta la historia que a sus 14 años fue trasladado a la ciudad de Teos, en donde consiguió continuar sus estudios a través de las enseñanzas de Nausífanes, discípulo directo de Demócrito. A lo largo de su vida, Epicuro estuvo alistado un tiempo en el sector militar de su época y luego sería devuelto a Atenas, en donde fundó su propio Jardín y en el cual enseñó hasta su muerte.

Hedonismo

(Hedonismo.)

Para Epicuro, primer impulsor del hedonismo, la felicidad debía ser el anhelo inconfundible de todo hombre y por la cual tenía que luchar toda su vida por conseguirla. Dentro de esta supuesta felicidad que, para Epicuro, los hombres debían alcanzar, tendría que establecerse un cierto orden tanto en las riquezas materiales como espirituales.

La búsqueda de placer que propone el hedonismo posee un carácter directamente subjetivo, de modo tal que diferentes individuos que poseen distintos puntos de vista sobre las cosas son denominados generalmente hedonistas. No obstante, el hedonismo puede ser clasificado como hedonismo ético o hedonismo psicológico.

El hedonismo ético está confrontado con la escuela de Epicuro, por tanto es factible entender este primer concepto también como ética epicúrea. La ética epicúrea fue extraída de la escuela de Epicuro y sostiene que el hombre, si bien debe aferrarse a los placeres corpóreos (comida, bebida, materiales, etcétera), tiene que concebir como prioridad aquellos placeres intelectuales (amor, sabiduría, etcétera), llamados también como placeres superiores. A su vez afirman que los individuos deben utilizar sabiamente su razón para poder quedarse con aquellas cosas y sensaciones que otorguen, en un lapso de tiempo largo, felicidad y placer.



No obstante, el hedonismo es rechazado generalmente por las diferentes religiones, ya que consideran que el mismo atenta de diferentes maneras a los principios que éstas poseen. El catolicismo, por ejemplo, rechaza directamente al hedonismo puesto a que su finalidad -el placer propio como prioridad- va en contra de sus valores dogmáticos, afirmando entonces que antepone al placer propio frente a la voluntad de Dios.

Escuelas hedonistas

  • (Aristipo de Cirene.)

    (Aristipo de Cirene.)

    Escuela cirenaica: La escuela filosófica conocida como escuela cirenaica fue fundada por Aristipo de Cirene, seguidor y discípulo de Sócrates. Sus comienzos están fuertemente relacionados con las escuelas megárica y cínica. No obstante, el hedonismo de la escuela cirenaica suele dividirse entre los seguidores de Aristipo, de Hegesías y Teodoro. Esta escuela concentra características del hedonismo ético e identifica la búsqueda del placer como el logro del placer espiritual. Aristipo concluye en que el hombre debe de exterminar todas sus inquietudes para alcanzar su felicidad y para ello es necesario apelar a la autarquía.

  • Escuela de Epicuro o epicureísmoLa escuela de Epicuro o epicureísmo trata sobre el hedonismo y considera encontrar la felicidad a través de una búsqueda racional de placeres. El epicureísmo integra cada una de las enseñanzas del filósofo griego Epicuro y cada opinión o agregado por aquellos seguidores del mismo. A diferencia de la escuela cirenaica, que sobreponía el placer corpóreo para lograr la felicidad, el epicureísmo sostenía que la verdadera felicidad se encontraba en los placeres intelectuales. Afirma que debe existir un equilibrio perfecto y absoluto entre la mente y el cuerpo para lograr la felicidad más pura.

Las ideas y enseñanzas de Epicuro lograron sostenerse durante siete siglos continuos. Al llegar la Edad Media, éstas empezaron a ser olvidadas con la aparición del Cristianismo y continuamente, con la quema de muchos de los escritos de este filósofo.


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.