Concepto de Franquicia


El término franquicia se refiere a una relación entre dos partes, es decir, cuando un persona adquiere los derechos sobre un producto ya existente en el mercado para comenzar su propio negocio, como por ejemplo el nombre comercial. Uno de los ejemplos de franquicias en casi todas partes del mundo es la de la gran y reconocida empresa de comidas rápidas McDonald’s, se trata de una franquicia ya que podemos encontrar sus locales en varios lugares y todos nos garantizan que en cada uno de ellos el sabor de sus menús serán iguales al del resto.

Franquicia

(Franquicias famosas.)

¿Cómo funcionan las franquicias?

En una franquicia debe haber un franquiciante. El franquiciante es quien autoriza al franquiciado la licencia del producto para que pueda realizar los negocios, desde nombre de la marca hasta actividades comerciales. Si bien se trata de un buen negocio, ya que minimiza los riesgos que podría llegar a tener al comenzar un nuevo emprendimiento que no es conocido en el mercado, el franquiciado no resulta del todo beneficiado, ya que en realidad no posee la propiedad de la marca ni del producto, por lo tanto no puede tener todo el control sobre él, además de tener que pagar cierta cantidad de dinero.

Las franquicias hacen que las empresas puedan expandirse de forma rápida por el mundo sin la necesidad de realizar grandes inversiones, además, las empresas franquiciadoras siempre conservan una gran parte del control de los productos.

La franquicia comenzó a existir varios siglos atrás, pero recién comenzó a ser popular en el año 1930 en los Estados Unidos.

Realizar el contrato para una franquicia resulta ser bastante libre, ya que suelen tener varias cláusulas. A pesar de ello, cada país cuenta con algunas reglas. Las cláusulas que se pueden observar más  frecuentemente son:

  • Una cierta cantidad de obligaciones a la hora de ponerse de acuerdo en la publicidad del producto, tanto para el franquiciado como para el franquiciante,
  • Cláusulas  de indemnización. Éstas suelen estar en muchos tipos de contratos.
  • Identificación del franquiciante y el franquiciado, es decir, el dueño de la franquicia y la entidad que va a trabajar esos productos.

Es muy importante que a la hora de querer iniciar un emprendimiento como lo es una franquicia se tengan en cuenta ciertos puntos que son fundamentales, como por ejemplo la inversión. La inversión es en lo primero que se piensa cuando se desea comenzar un negocio, poder hacer una buena inversión hará que el futuro de la franquicia tenga cierta seguridad y no generar posibles deudas.

Otro punto fundamental es la confianza entre las dos partes, tanto para el franquiciante como el franquiciado, ambos deben estar seguros de la persona a la que cederán parte del control y derecho de sus productos y el esfuerzo a la hora de trabajar como si un negocio fuese propio.

Muchas empresas han tenido éxito utilizando este modo de negociar para poder expandirse por todo el mundo, hoy en día son muchas las grandes marcas que han logrado estar en un nivel deseado por muchos emprendedores, un claro ejemplo es el de la marca de gaseosas más reconocidas todo el mundo, Coca-cola, esta empresa ha sabido aprovechar cada instante a lo largo de los años las oportunidades que se le presentaban para continuar con el éxito de sus negocios, tal es así que hoy en día es una de las más imponentes del mundo.


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.