Inicio >Ciencia> Filosofía

Concepto de Filosofía


Si vamos concretamente al significado de la palabra “filosofía”, que deriva del griego, se la puede definir como el amor a la sabiduría. Podemos escucharla nombrar en muchos ámbitos como “la madre de todas las ciencias”, dado que en general muchas de las ciencias tienen como mínimo una raíz en la Filosofía, de la cual no puede separarse.

Por ejemplo, ciencias como la psicología, la medicina, o la sociología, son imposibles de desentrañar de la filosofía dado que entre otras cosas, involucran directa o indirectamente cuestiones como la ética, la moral, etc.

De esta forma, podemos inducir que se trata del estudio y la justificación racional de elementos vinculados a la mente, el conocimiento, el amor, la belleza, la existencia, la ética y la moral entre otros. Para arribar a conclusiones como las que se dan a conocer, esto implica un proceso de observación y reflexión del elemento que pretende estudiarse.

La Filosofía en sus orígenes.

En la antigüedad este tipo de estudio era más común de encontrar, y se realizaba de otra manera. Quizás acompañado de una mayor cantidad de valores, era un proceso realizado con mayor profundidad, y estimado socialmente como tal. Hoy en día, es difícil hallar un filósofo como los de las épocas antiguas, cuya vida se dedicaba exclusivamente a la reflexión de un elemento en particular. Es decir, que en aquellos tiempos un hombre utilizaba gran parte de su vida pensando, razonando, reflexionando a cerca de por ejemplo, el origen del conocimiento, el modo en el que se da, o las estructuras que comprende.

Retomando el uso de este estudio en la actualidad, producto de los cambios culturales que se fueron dando, hoy se trata de aquel enseñado en una carrera de grado que puede estudiarse una vez terminado el colegio secundario; y que desarrolla su campo laboral principalmente en la docencia. Ahora bien, justo aquí radica la diferencia, en las épocas antiguas esta actividad se llevaba a cabo exclusivamente por placer o autosatisfacción, y no existía un rédito económico por esto para quienes la ejercían.

A lo largo de la historia se han ido derivando una serie de ramas que toman los orígenes de la filosofía y la aplican a un área específica. Así pueden identificarse hoy, por ejemplo, la filosofía de la mente, la filosofía del lenguaje y la de la historia como las más importantes. Tal cual su nombre lo indica, la primera de ellas aplica los procesos de observación y reflexión a los fenómenos mentales con el fin de determinar cómo y porque se generan en la mente. Muy vinculada a la psicología y la psiquiatría, toma elementos tales como las emociones, sensaciones, percepciones, o las fantasías y los sueños. Dentro de esta podrán encontrarse diferentes tendencias y teorías propuestas por distintos pensadores, en torno por ejemplo a la relación del sujeto y el objeto, la intencionalidad de estos fenómenos y otros. Por otro lado, la segunda rama aplicada al lenguaje toma las técnicas de esta y las aplica a cuestiones tales como la lingüística, el análisis del significado y el sentido de las palabras. Por último, la tercera consiste en su aplicación a la historia, y busca específicamente respuestas racionales a la pregunta de cómo se va creando la historia y la influencia que el hombre tenga sobre esto.


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.