Inicio >Ser humano> Filantropía

Concepto de Filantropía


La palabra filantropía es usada para señalar el amor a la humanidad y ese amor es expresado por medio de actos desinteresados de ayuda hacia otros. Un filántropo es una persona caritativa, solidaria, colaboradora, bondadosa, altruista, que se preocupa por los demás en varias instancias; por ejemplo, cuidando el medio ambiente porque no solo le afecta a él.

El origen etimológico de la palabra proviene de la unión de dos palabras del idioma griego: philos y anthropos, a las que podemos traducir como amor y hombre; entonces, filantropía significaría amor a la humanidad. Luego esta palabra se pasó al latín para así llegar al castellano. El contrario de este término o mejor dicho su antónimo, es misantropía.

Las ONG, un ejemplo de filantropía

Los actos para demostrar este tipo de amor se ven reflejados en donaciones a ONG’s, a personas particulares, a comunidades, también trabajando ad honorem, siendo voluntario en asociaciones. Siempre sus acciones serán destinadas a aquellas organizaciones que tienen como finalidad ayudar a todas las personas y los seres vivos de la tierra, mejorando sus vidas. Estos actos jamás estarán movidos por intereses, serán totalmente desprendidos.

Características del filántropo

La conducta del filántropo será comprensiva, buscará la equidad en la sociedad, será desprendido materialmente y también solidario, practicará el humanismo. Creemos fuertemente que es filántropo no solo aquel que colabora para que la sociedad mejore, crezca y tenga bienestar, también debe ser un ser humano que se piense y se sepa como igual ante otros seres humanos.

También debe respetar las diferencias, sobre todo las culturales, y valorar la cultura de cada sociedad. La persona que practique la filantropía luchará contra todo para poder defender los derechos humanos de todas las personas del mundo, sobre todo para aquellas que por su condición social o por discriminación racial, religiosa, etcétera, sufren varias injusticias.

El filántropo debe practicar la justicia social: esto significa que tendrá contemplación hacia los grupos sociales marginados y tratará de ayudarles, porque ante la ley son iguales en derecho, pero no en hecho, ya que claramente sus condiciones de vida no son adecuadas y podrían ser mejoradas en gran medida.

Se trata de llevar acciones a cabo que aumenten el bienestar social y que en cierto modo igualen las oportunidades de todos los miembros de la sociedad, o por lo menos en aquellas cuestiones que consideramos necesidades básicas.

Puede ser que se confunda a la filantropía con la caridad, pero no son las mismas cosas, la caridad apunta a colaborar con los problemas de la sociedad para que estos tengan una solución temporal, ayuda con una limosna que quizás haga que ese día alguien no sufra el hambre, en cambio la filantropía pretende brindar ayuda para que esos problemas sociales tengan una solución definitiva, para que nadie sufra hambre ningún día.

Tampoco debemos confundir al filántropo con aquella persona que ejerce el mecenazgo. En la antigüedad el mecenas era aquella persona que por poseer grandes sumas de dinero ayudaba a algún artista a tener éxito, ser conocido o simplemente a desarrollar su talento. En la actualidad, el mecenazgo es ejercido en esa misma área (cultura y arte), sin intención de conseguir una retribución de algún modo, de todos modos no es lo mismo mecenazgo que donación, porque el primero consiste en crear un compromiso a lo largo de los años.



Origen del término

El término fue creado por Flavio Claudio Juliano, emperador de Roma. Esta palabra tuvo origen cuando una de las tareas del emperador fue restaurar el paganismo, para este fin imitó a la iglesia católica y tomó a la filantropía porque era una de las virtudes de esa religión que jamás había sido parte del paganismo.

(Filántropo. Ilustración)

(Filántropía. Ilustración)

Siguiendo con los referentes de la antigüedad, podemos nombrar a Platón, quien es su academia definió filantropía como “un estado de buenos hábitos derivados del amor a la humanidad”. En esta academia se pretendía que el amor a la humanidad fuera un ideal educativo.

El origen de la filantropía moderna comienza en la época de la Ilustración, en el siglo XVII en Europa, a partir de allí las personas adineradas decidieron comenzar a realizar acciones que pudieran ayudar a los menos afortunados.

Grandes ejemplos de filántropos de la antigüedad fueron el empresario estadounidense Henry Ford, creador de la marca Ford, y Henry Dunant, el suizo que fundó en el año 1863 la Cruz Roja en Ginebra y durante la guerra del año 1870 dirigió personalmente tropas que auxiliaban a los soldados heridos.

Filántropos modernos

Hay personas muy adineradas que son conocidas mundialmente por tener empresas y donar grandes cantidades de dinero a diferentes asociaciones.

Algunos de ellos son:

  • Bill Gates (lleva donados $31 mil millones de dólares)
  • Rockefeller (llevó donados a lo largo de su vida la suma de $540 millones de dólares)
  • Michael Jackson (donó $350 millones a organizaciones de caridad)
  • Mark Zuckerberg ($100 millones para escuelas públicas de New Jersey)


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.