Concepto de factura

El término del concepto de factura proviene del latín, derivado del sustantivo femenino que significa ‘lo que se hizo’. Su esencia contiene una relación con los hechos, con el verbo hacer: es por eso que se conoce como fáctico a cualquier cosa comprobable a partir de lo que realmente sucedió. La palabra factura, entonces, en su primera acepción, hace referencia a la realización de algo, especialmente a la elaboración por pasos de un objeto. Las manufacturas son las producciones hechas a partir de máquinas o manualmente, mientras que se puede decir que una prenda de vestir es de buena o mala factura, según la calidad de sus partes.

También con el nombre de factura, y con una frecuencia mayor, se conoce al documento mercantil en el que se plasman los hechos acontecidos en una operación comercial. Explica detalladamente todos los pormenores de la operación, incluyendo las características de los objetos comerciados y los datos de las personas intervinientes en esa operación. Los Códigos de Comercio son los que legislan acerca de las características de las facturas, y formalizan la obligatoriedad de la emisión: corresponde al vendedor entregársela al comprador, ya que su confección da lugar a una serie de derechos que se le crean al segundo en el momento en que se concreta la operación, más allá de la simple recepción del producto a cambio de un dinero. El vendedor, a su vez, retiene una copia de ella, que conserva para asegurarse el derecho a reclamar el pago en caso de que no haya sido completado en oportunidad de la entrega (lo cual se deja asentado). Las facturas comerciales pueden ser clasificadas según distintos criterios:

  • En función del soporte para su transmisión, pueden ser de la forma tradicional si tiene un soporte físico (papel) y es entregada en persona o por correo, o electrónica, en el caso de que sea enviada a través de medios informáticos. La digitalización debe ser certificada legalmente, a fin de asegurar la transparencia y desalentar la falsificación.
  • En función de su contenido, puede tratarse de las que documentan una operación comercial (ordinarias), las que documentan correcciones o devoluciones de otras operaciones (rectificativas) o las que documentan agrupaciones de otras facturas (recapitulativas).
  • Según las categorías legales de cada uno de los participantes de la operación, lo que suele variar según la normativa vigente en los distintos países. En el caso argentino, las facturas se dividen entre la Factura A (operaciones entre responsables inscriptos), Factura B (un responsable inscripto vendiéndole a un monotributista) y Factura C (un monotributista vendiendo a un consumidor final). Con esta diferenciación es más operativa la tributación y el gravado de las operaciones, estando, por ejemplo, la Factura C exenta del Impuesto al Valor Agregado.

Con la definición que se ha dado, se puede decir que la factura es, por excelencia, algo que luego de acontecidos los hechos, expone fácticamente cómo se han dado. Todo lo que no esté documentado a través de las facturas, legalmente no tiene valor y no influirá a la hora de un potencial conflicto, salvo que justamente el conflicto aparezca debido a la falta de documentación.

Es por eso que con el término coloquial ‘pasar factura’ se hace referencia a la situación en la que una persona le ‘echa en cara’ a otra todo lo que ha ocurrido en algún momento, no ocultando nada y, en algunos casos, pidiendo una respuesta (o contraprestación), que en el momento oportuno no existió.

Volviendo a la primera acepción de lo facturado como lo realizado a mano, podemos notar una definición tan popular como diferente a todas las anteriores. Y es que tanto en la Argentina como en el Uruguay, por facturas se entiende a una clase de bizcocho dulce ofrecido en las panaderías, que se come en la merienda o en el desayuno acompañando el tradicional mate. También se le llama factura de cerdo a ciertos embutidos elaborados con carne porcina.

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.


Artículos Relacionados: