Inicio >Salud> Dislexia

Concepto de Dislexia


La dislexia es una dificultad para leer, que se presenta sin la necesidad de que la persona tenga otros problemas de tipo físico o psicológico, incluso cuando el coeficiente intelectual resulta ser normal. Este problema impide que la persona logre comprender lo que se pretende leer.

¿Qué es la dislexia?

Etimológicamente, dislexia quiere decir dificultades del lenguaje. Erróneamente se confunde el término dislexia con la imposibilidad o la dificultad al escribir. La psicología y la psiquiatría describen la dislexia como una discrepancia existente entre el potencial de aprendizaje que tiene un sujeto y su nivel de rendimiento. Son la neurolingüística y la psicología del lenguaje las ciencias que se encargan de estudiar estos casos.

Este problema afecta a un 10 o 15% de la población adulta, es más común de lo que creemos, y en cuanto a los niños, afecta en igual medida a ambos sexos, aunque muchos expertos señalan que lo sufren más niños que niñas. Esta característica puede guardar relación con el hecho de que las mujeres tienen un mayor desarrollo mental del área del lenguaje del que tienen los hombres. Para seguir con los porcentajes, se sabe que entre un 4 y un 5% de los niños tienen problemas de comprensión de lectura, los cuales desembocan en dificultades para escribir. Para llevarlo a la realidad, en un salón de 25 alumnos, al menos uno tendrá problemas de este tipo.

Dislexia

(Niño con Dislexia)

Origen y síntomas de la dislexia

Los signos que presenta la dislexia pueden cambiar a medida que una persona crece. Se ven cuando el niño comienza a leer, pero todos esos síntomas están allí desde mucho antes, a veces latentes. Al mismo tiempo puede ocurrir que, por el contrario, se dejen pasar los síntomas y se diagnostique muchos años más tarde. En este sentido, hay discusiones acerca de si la dislexia se cura o si simplemente las características de la misma se reducen, en lo que sí se está de acuerdo es en que el tratamiento mejora muchísimo a los sujetos y las dificultades se reducen o bien desaparecen.

Existe una posibilidad de que la dislexia sea hereditaria. Hay ciertos factores que facilitan que este problema se presente, como dificultades durante el embarazo o el parto, la existencia de lesiones cerebrales, problemas emocionales de cualquier tipo, variados déficits (como, por ejemplo, el de atención), problemas de orientación secuencial, de percepción visual y problemas de adaptación al ámbito escolar.

Algunos estudios realizados en el ámbito neurológico han demostrado que los sujetos que padecen dislexia tienen defectos en el giro angular, dentro del lóbulo parietal. Por otro lado, hay profesionales médicos que afirman que el problema está situado en el hemisferio derecho del cerebro, que se encarga de la vista, entre otras cosas, y que en realidad es cuestión de una mala conexión entre ambos hemisferios, ya que es el hemisferio izquierdo el que procesa la información.

Por otro lado, puede ser que la dislexia aparezca por la baja conciencia fonológica. Ésta es el conocimiento que todas las personas tenemos en donde se separa internamente a la escritura del habla, y reducir ambas a estructuras que resultan ser cada vez más pequeñas.

Características de la persona disléxica

Todos los síntomas que describiremos se marcarán más aún en una persona que, sufriendo este trastorno, se encuentra bajo estrés o enfrentando situaciones de profunda ansiedad. Es una persona de autoestima baja, por lo tanto se siente tonto por no poder leer y comprender un texto, y es probable que la gente lo trate de alguien que no lo intenta lo suficiente o que es haragán.



Son personas que parecen ser brillantes, inteligentes en exceso, pero para la edad que tienen no poseen buena ortografía ni pueden leer o escribir correctamente. Nunca estará tan atrasado en sus estudios como para recibir ayuda extra.

Otra señal de la dislexia es que a esa persona le va bien con los exámenes orales, pero no así con los escritos. Puede ser que su coeficiente intelectual sea más elevado de lo normal, aunque sus calificaciones no reflejarán eso. Tendrá talento en áreas como artes plásticas, música, teatro, deportes, ventas, comercio, diseño, construcción o cualquier tipo de ingeniería. Puede ser que este sujeto pierda el sentido del tiempo o que se distraiga con mucha facilidad.

Puede parecer que esta persona es muy hiperactiva o soñadora en exceso. Aprenderá más rápido llevando a cabo tareas manuales, como experimentos. Podría ser que se queje de sentir malestares al momento de leer, como dolores estomacales o de cabeza, mareos, etcétera. Puede sentirse confundido con las letras, números o incluso con explicaciones verbales. Puede suceder que su forma de escribir sea tal como habla, ya que no puede recordar las palabras como las vio escritas.

Tienen un oído muy sensible, pueden oír cosas que los demás no. Es muy difícil para ellos expresar sus pensamientos en palabras, elaboran frases que no pueden terminar o tartamudean. Les cuestan trabajo las palabras largas, etcétera. Lee y vuelve a leer sin poder comprender nada de lo que dice ese texto. También, al momento de leer o escribir, ocurre que tiene repeticiones, realiza adiciones, transposiciones, omisiones o sustituciones de palabras y revierte letras, números y/o palabras.

Pueden ser sujetos muy ordenados o totalmente desordenados. Puede ser el niño payaso, llamando la atención todo el tiempo, o totalmente callado. Los procesos como caminar, hablar o aprender otras actividades como comer, andar en bicicleta, entre otras, pueden ser muy tardíos o darse bastante antes de lo normal. Su tolerancia al dolor está fuera de lo normal, ya sea por lo baja o por lo alta que puede ser. La mala memoria y que siga mojando la cama aún cuando esa etapa de su vida debería haber pasado son otros síntomas de la dislexia. Estas personas sienten fuertemente la justicia y buscan constantemente la perfección en todo lo que hacen. Puede sufrir ante químicos o aditivos.

Tipos de dislexia

Por otro lado, podemos señalar cuatro tipos distintos de dislexia, que se separan en otros dos tipos:

  1. Según el síntoma predominante tenemos:
    • dislexia superficial (esta persona usa más que nada la ruta fonológica),
    • dislexia fonológica (el sujeto utiliza la ruta visual para leer un texto);
  2. Según el momento en el que se la diagnostica tenemos
    • dislexia específica (aparece en el período de aprendizaje de lectura),
    • dislexia de comprensión (aparece luego del proceso de aprendizaje de la lectura e impide que se comprenda lo que se lee).


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.