Concepto de Consumo


Significado de Consumo

¿Qué es consumo? El término proviene del idioma latín “cosumere” que significa gastar. Es la acción por la cual se utilizan/usan, determinados productos, bienes y servicios. También se pueden consumir cuestiones abstractas, como por ejemplo la energía. Entendemos por “consumir” al hecho de utilizarlos a estos productos o servicios para satisfacer alguna necesidad del hombre. Podemos decir que el consumo masivo luego produjo algunas patologías sociales como la tendencia compulsiva a consumir bienes de diversos tipos en la sociedad.

El “Consumo” en Economía

En la acepción puramente económica se concibe por “consumo” a la fase final del proceso económico, principalmente del proceso productivo, que es el momento en que un bien causa alguna utilidad a la persona consumidora. Existen bienes y servicios que son directamente destruidos mediante la acción del consumo, mientras que en otros casos lo que sucede con estos es que su consumo solo consiste en una transformación parcial.

En definitiva lo que se comprende como consumo es la adquisición de bienes y servicios por un sujeto económico, este puede ser una persona en particular, organización, empresa, cualquier agente que tenga la capacidad de interrelacionarse en el mercado.

La satisfacción de necesidades puede hacer referencia a necesidades presentes o futuras, este es el fin último del consumo de un bien o servicio. Las personas consumidoras generan demanda con respecto a la producción o mercancía que se desea. Por otro lado el rol del consumidor en el mercado, en las interacciones mercantiles y capitalistas es del de ajustar sus beneficios según la disponibilidad de bienes y satisfacciones que puede ahorrarse, que son las penas y fatigas que implica el trabajo para la realización de un bien determinado. Al consumir, la persona que adquiere éste bien se ahorra el trabajo de realizarlo por sus propios medios, evitando todos los esfuerzos que fueron necesarios para su fabricación.

En lo que respecta al estudio macroeconómico, al consumo se lo puede dividir en dos grandes grupos: en primer lugar el consumo privado, que es el valor del conjunto de todas las compras de bienes y servicios que fueron realizadas por las distintas familias, las instituciones privadas o empresas privadas. Se trata de un cálculo que contabiliza a las remuneraciones recibidas por los asalariados y a la producción de bienes de autoconsumo. En segundo lugar el consumo público, a diferencia con el anterior éste comprende al valor de todos los gastos realizados por los el gobierno nacional mediante sus diferentes ministerios y gobernaciones públicas en el desempeño de sus funciones y objetivos. Los proyectos de planificación de infraestructura representan gran parte del gasto público, además se comprende aquí el gasto invertido en hospitales, escuelas, y demás instituciones públicas.



Consumo de drogas

Por otra parte, el concepto de consumo se aplica para hablar sobre el tema de drogas. La problemática de altos niveles del consumo de drogas ilegales, y también el nivel de consumo de drogas legales como el alcohol o tabaco, son algunas de las preocupaciones de las cuales el Estado Nacional debe estar alerta. Mediante planes de concientización y de salud debe el Estado mantener a la sociedad informada combatiendo a las sustancias que conllevan un peligro para la salud personal. La calidad de vida mejora en tanto se encuentren planes de información principalmente que apunten a jóvenes adolescentes acerca de los daños que produce el consumo de drogas, ya sean estas socialmente aceptadas, legalmente o no.


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.