Inicio >Economía y Finanzas> Conciliación bancaria

Concepto de Conciliación bancaria


El concepto de conciliación bancaria hace referencia a un proceso que se realiza dentro de una empresa en el que se confrontan y concilian los valores registrados en la misma de una cuenta corriente (o de ahorros) frente a los valores suministrados por el banco en un extracto bancario.

Consiste, básicamente, en revisar los movimientos que han sido registrados en los extractos bancarios durante un determinado período de tiempo (un mes) y cotejarlos con los que la empresa ha ingresado en sus propios libros auxiliares. Estos movimientos también se registran en un libro auxiliar de bancos en que quedan expresadas todas las entradas y salidas de dinero. Un movimiento puede ser una consignación, el giro de un cheque, notas de crédito o débito y otros tipos de transacciones.

Conciliación bancaria

(La conciliación bancaria.)

¿Qué es un extracto bancario?

La entidad bancaria en la que se encuentra la empresa enviará a la misma un registro de los movimientos de su cuenta bancaria una vez por mes. Esto es lo que se denomina extracto o estado de cuenta. En él se explayan todos los movimientos financieros realizados en el período de tiempo indicado, que corresponde al último mes de entradas y salidas de dinero de la empresa. Si el saldo de un extracto bancario no coincide con los libros auxiliares de la empresa, se realizará una conciliación bancaria. A pesar de los controles exhaustivos que realizan ambas partes, esta situación de diferencias entre un registro y otro suele ser muy común.

Un extracto o estado de cuenta bancaria debe contar de varios elementos, entre ellos, el estado de cuenta anterior (el extracto del mes pasado), el saldo a favor de la empresa que aparece en los libros bancarios, los abonos y cobros y los cargos por cheques o notas de débito.

¿Por qué no coinciden los valores con el extracto?

Las causas varias, pero lo más común es que suceda porque una empresa ha girado un cheque y el beneficiario no ha cobrado el dinero. Otra forma es cuando el banco no ha abonado una consignación que ha sido registrada ya en los libros auxiliares. También puede suceder que el banco cometa un error cuando registra los valores en el libro auxiliar o al liquidar ciertos conceptos.

El fin de una conciliación bancaria no es legalizar los errores sino identificarlos, buscar las diferencias a fin de obtener las causas y buscar una solución o una corrección. Este mecanismo busca que haya un equilibrio entre el banco y la empresa emitiendo documentos claros y precisos que permiten solucionar posibles errores.

Tanto el libro auxiliar de la empresa como el del banco suelen no coincidir, más que nada porque la empresa no ha anotado con propiedad o el banco no ha actualizado un depósito o extracción. Algunas transacciones suelen ser anotadas en el mes siguiente por parte del banco y la empresa ya la ha ingresado en su libro auxiliar.

Por eso es que las empresas realizan este trabajo una vez por mes para cotejar los resultados que muestra el extracto bancario y compararlo con sus propios documentos. Como se ha dicho antes, es poco probable que coincida, ya que por lo general no concuerdan los datos. Un empresario deberá ver por qué, en qué se ha equivocado él o el banco a fin de no obtener pérdidas de dinero innecesarias.


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.