Concepto de riesgo

Significado de riesgo

¿Qué es el riesgo? El concepto riesgo proviene del árabe. Es definido como la proximidad o posibilidad de un daño. En caso en que dicho daño suceda el desenlace puede ser fatal. Afortunadamente los riesgos pueden ser anticipados y sus consecuencias pueden ser atenuadas o evitadas. Para ello es necesaria tomar todas las precauciones necesarias para poder prevenir los riesgos.

Clasificación y tipos de riesgos

Existen diversos tipos de riesgos, uno de ellos son los naturales. Este tipo de riesgos puede producir daños tanto directos como indirectos. Los primeros hacen referencia a  que los afectados  son los individuos, la ganadería, la agricultura, las edificaciones, los bienes entre otros. Los daños indirectos  pueden estar referidos al turismo y a la disminución del mismo por ejemplo.  Algunos casos concretos de riesgos naturales pueden ser nevadas más fuertes que lo habitual, olas de calor o frío, fuertes vientos como huracanes, tormentas eléctricas, aludes, sequías, inundaciones, incendios forestales, entre otros. Muchas veces se cree que al producirse catástrofes naturales el hombre no es culpable, sin embargo muchas veces son consecuencia de la acción del hombre, por ejemplo a causa de la contaminación, deforestación, etc.

Otro tipo de riesgos pueden ser los biológicos, en este caso la salud de las personas u otros animales se ve afectada por la presencia de organismos o derivados de estos. Estos organismos pueden ser endoparásitos, virus, bacterias, esporas, cultivos celulares, hongos, entre otros. Los daños capaces de causar estos agentes pueden ser bien de tipo parasitarios como infecciosos, también pueden ser reflejados de otras formas, como alergias. La transmisión de los mismos puede ser por medio de animales, ciertos instrumentos o materiales e incluso entre personas.

También pueden ser mencionados los riesgos económicos y financieros. Los primeros se relacionan con la vulnerabilidad que se produce cuando se realizan inversiones y la situación económica puede llegar a afectar dichas inversiones por cambios. Estos pueden ser diversos, sea por políticas públicas, empresariales, aparición de otros competidores, cambios en la compra de los consumidores, entre otros. Normalmente para disminuir a este tipo de riesgos se utiliza la inversión a corto plazo. Cuanto antes se obtiene el beneficio, hay menos posibilidades que los riesgos afecten las ganancias. Los riesgos financieros, también conocidos bajo el nombre de créditos, se relacionan con la vulnerabilidad que presenta una determinada empresa al no poder cubrir sus propias responsabilidades financieras. Este tipo de riesgos están muy vinculados con los económicos ya que los activos y la producción o los servicios que el mismo presta pueden significar el endeudamiento.

Por otro lado pueden ser mencionados los riesgos laborales. Los mismos pueden ser definidos como la posibilidad de sufrir daños a causa del trabajo. Estos pueden ser clasificados como psicosociales, estos pueden causar depresiones, fatigas entre otros. También a causa de los malos ámbitos laborales o la excesiva carga laboral, etc. Por otro lado están los físicos, estos pueden estar dados por las malas condiciones, sea por mala iluminación, calor, frio, entre otros.

Dentro de los riesgos laborales también pueden ser incluidos los químicos, estos se originan a partir de agentes químicos y pueden tener como consecuencia alergias, problemas respiratorios, entre otros. Por último pueden ser incluidos ciertos riesgos biológicos, que ya han sido mencionados con anterioridad. Los mismos pueden estar presentes en el ámbito laboral.


Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.




Artículos Relacionados: