Concepto de Justicia

Significado de Justicia

¿Qué es justicia? El término justicia proveniente del vocablo latín Iustitia resulta difícil de definir ya que este varía de acuerdo a la cultura y valores propios de cada comunidad, así como también de la cosmovisión de cada individuo. A grandes rasgos, puede ser definida como la virtud de dar a cada cual lo que corresponde. Esto, puede utilizarse teniendo en cuenta las limitaciones de la justicia como poder o bien, estableciendo lo equitativo en base a lo razonable.

Dentro del ámbito judicial, este concepto se utiliza para hacer alusión a las reglas y normas que condicionan los accionares de las personas e instituciones a partir de autorizaciones, prohibiciones y obligaciones que deben ser respetadas. Para el establecimiento de estos condicionamientos, las sociedades suelen tomar como base el consenso proveniente de la mayoría de los individuos de una sociedad con respecto a aquello que es considerado como malo y bueno. Estas normas y reglas suelen ser formuladas y puestas por escrito por los miembros de poder legislativo de cada distrito cuya principal función es justamente esta.

La justicia ha sido un tema abordado por diversos pensadores a lo largo de la historia. Uno de ellos fue Platón, quien la considera la armonía de la sociedad. Su discípulo Aristóteles la considera, en cambio, como igual proporcional, lo que significa darle a cada cual lo que le corresponda y esto tiene que ver con sus necesidades, aportes a la sociedad y méritos propios. Otro autor que abordó el tema fue Santo Tomás de Aquino, quien tiene una apreciación distinta del concepto de justicia ya que lo considera como una ley natural. Es por esto que las personas tienen derechos naturales que han sido otorgados por Dios. 

Es también utilizada para hacer alusión al poder judicial, uno de los tres poderes del Estado. Es este el que se encarga de aplicar las normas jurídicas existentes en los distintos conflictos que surjan dentro de una sociedad. De esta forma tienen la función de administrar la justicia. Dentro de este poder se incluyen los juzgados y tribunales que deben actuar de forma independiente de los otros dos poderes: el legislativo y el ejecutivo para así garantizar la libertad de las personas.

Otro concepto a tener en cuenta es el de justicia social, que alude a una repartición equilibrada de los bienes dentro de una comunidad. Para los socialistas, es el Estado debe garantizar que las clases sociales desfavorecidas tengan la posibilidad de desarrollarse y que exista un respeto por los derechos humanos. Para los liberales, en cambio, esta se alcanza si las iniciativas de los sectores privados son protegidas y si se crean las oportunidades necesarias.

El objetivo principal de la justicia social es entonces que dentro de una sociedad de mercado no haya pocos que tengan mucho y muchos que tengan poco, sino que exista una igualdad de oportunidades para todos y cada uno de los individuos. Este concepto surge casualmente en el siglo XIX con el surgimiento de las sociedades capitalistas donde se incrementaron los reclamos laborales y el malestar social.

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.


Artículos Relacionados: