Concepto de competencia

La palabra competencia proviene del latín competentĭa. La competencia puede ser entendida como la disputa o pugna entre dos personas o sobre un determinado objeto, interés o cuestión etc. O bien como la capacidad de intervenir en un determinado tema o asunto. La definición a utilizarse dependerá de la disciplina desde el cual sea tratado

Desde el derecho el concepto de competencia adquiere hace referencia al segundo significado. Este hace alusión a la forma o el modo en el que la jurisdicción es ejercida según las circunstancias precisas, es decir el territorio, el grado, la materia, etc. Esto quiere decir que es la facultad que posee el juez y los distintos tribunales para conocer el asunto a tratar. En el mismo son combinados tres efectos, por un lado el territorial, por otro el objetivo y por último el funcional. La primera hace referencia a la demarcación física, es decir quiénes serán aquellos que intervengan según el lugar de la disputa. El segundo se relaciona con el objeto a tratar, este determinará en que tribunal será juzgado y en qué grado. Por último, la competencia funcional se refiere a la posibilidad de que diversos juzgados pueden tener la capacidad de intervenir en el mismo proceso.

En la economía se entiende a la competencia  como la concurrencia de varios actores en el mercado. El objetivo es obtener beneficios económicos. Dentro del mercado las empresas intentan crecer ante sus rivales.  Dentro del mundo de la economía pueden ser diferenciados diversos tipos de competencia. Algunos de ellos son la competencia perfecta, para que esta exista es necesario que los distintos actores, es decir quienes ofrecen y demandan  productos y servicios en el mercado no tengan influencia sobre los precios. Esto quiere decir que el precio estará dado por la demanda. La competencia imperfecta hace referencia a aquellas situaciones en el cual hay quienes tienen poder para influir en los precios, ya sea  por parte de los oferentes o de los demandantes. Algunos ejemplos son el monopolio, el oligopolio etc.

En el ámbito deportivo muchas veces se compite contra otros individuos o equipos, pero también es posible competir contra uno mismo, mejorando los propios tiempos. Se entiende que la competencia puede tener efectos tantos positivos, como negativos. En el primer caso es sabido que los beneficios son integrales, es decir que no solo el organismo se ve beneficiado si no que también psíquicamente se registran mejoras. Esto se debe a que se estimula la idea de superación, trabajo en equipo, seguridad, confianza, en uno mismo y en el resto del grupo

Desde el punto de vista laboral la competencia es entendida como la agrupación de capacidades y conocimientos para realizar un determinado trabajo. Para ello no solo son requeridos conocimientos adquiridos a partir de la instrucción, sino que muchas veces la praxis es otra fuente importante de aprendizaje. Hay quienes consideran también importantes los valores de los individuos y sus comportamientos con el resto del personal. De todos modos muchas características serán determinadas según las necesidades requeridas para el puesto labora determinado.

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.


Artículos Relacionados: