Concepto de cheque

Se conoce bajo el concepto de cheque a un documento de tipo contable con un valor especial, en el cual la persona accede por un otro individuo autorizado a extraer una suma de dinero determinada, de una cuenta de algún titular. Toda esta información: el titular de la cuenta, el autorizado, la suma de dinero, etc. se encuentra expresada en el cheque, y además es imprescindible su presencia para poder efectivizar esta transacción bancaria. Esto permite definir al cheque como un titulo de valor al portador, en el cual una persona denominada librador, ordena a una institución de crédito (sucursal bancaria, cuenta, etc.) el pago de una suma de dinero a una tercera persona, denominada beneficiario.

Para que un cheque sea válido debe reunir ciertos requisitos: el librado, es decir la institución de crédito, deberá tener un contrato con el librador. Los bancos elegidos recibirán dinero de sus clientes, los cuales estarán obligados a devolver a la vista cuando el cliente quiera. Los cheques son utilizados para documentar los pagos. Deben existir fondos disponibles para que continúe la regularidad del cheque, si esto no es así puede existir una sanción. El librador deberá haber sido autorizado por el librado para la expedición de cheques, los cuales se encuentran a cargo de la cuenta del librador.

Las características básicas con las que cuenta un cheque son: la literalidad, lo que significa que la suma de dinero a retirar es solo y exclusivamente lo que esté escrito específicamente en el cheque. Para ingresar este monto, el cheque debe contener el nombre completo del beneficiario y todos lo requisitos mencionados; Valor per se, esto significa que debe tener valor por si mismo en el documento. Esto sirve para que, por ejemplo, si una persona se encuentra en poder de un cheque con un endoso, éste no tenga que dar explicaciones al banco para retirar esa determinada suma de dinero; se trata al cheque como un billete, de esta manera tiene valor por si mismo; A la vista, los cheques no contiene fecha de cuando deben ser pagados. La fecha que se encuentra en el cheque solamente cumple la función de dejar constancia del momento en el que determinada persona tiene la intención de realizar ese documento. Pueden encontrarse algunos casos de cheques pos-fechados, los que una vez pasada la fecha que aparece en el mismo, caducan; sellos de seguridad, para evitar falsificaciones y aumentar la seguridad ante los fraudes, los cheques suelen tener grabados en tinta transcripciones o sellos los cuales deben ser verificados por unas pocas personas que tienen acceso a ellos.

El pago del mismo se debe efectuar en el mismo momento en el que se presenta al librado (institución de crédito). El cheque es un título de crédito por lo que el pago debe realizarse en su entrega. En estas instancias, el librador presenta una responsabilidad muy alta, ya que es el principal responsable para que este pago sea consumado de manera positiva. Si la acción cambiaria directa no puede ser realizada y se produce una acción de regreso en contra de los endosantes, el librador será responsable de los daños y/o perjuicios que sufra el tenedor. La responsabilidad del librado, es decir, la institución de crédito depende de autorizar a la persona para expedir cheques, el mismo esta obligado a cubrir toda la suma de importe de la cual tenga disponible a su disposición el librador. Si esta institución se niega sin fundamentos justos a pagar este documento, será responsable de todos los daños y/o perjuicios que sufra el tenedor.

Existe una gran variedad de tipos de cheques, como nominativos, a la orden, al portador, etc. Cada uno contiene características únicas en determinadas áreas, como el monto de dinero, la fecha de caducidad, la persona a quien esta ofrecido (beneficiario), la forma y lugar de pago, etc. En algunos casos la cifra es escrita dos veces, en numero y letras, para evitar el cambio de las  mismas. Las cifras pueden ser tapadas por celo adhesivo para mayor seguridad.

Se pueden encontrar, por ejemplo, cheques que no permitan retirar el dinero en efectivo, por lo que se deberá entregar el cheque a una cuenta bancaria (cheque cruzado); el cheque de pago diferido hace referencia a una orden en un banco determinado en el cual el librador, según la fecha de presentación estipulada en el documento, debe tener suficientes fondos en su cuenta corriente el día que se efectiviza el cheque; pueden encontrarse muchas más clases de cheques entre las ya mencionadas.


Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.




Artículos Relacionados: