Concepto de
Cambio climático

¿Qué es el cambio climático?

Llamamos cambio climático a la variación de los patrones meteorológicos estables a lo largo de un período de tiempo extenso, que puede ir de unas décadas a millones de años. Suele estar acompañado de procesos de reacomodo climático que a menudo implican fenómenos meteorológicos extremos, con un alto impacto en los modos de vida de flora, fauna y la humanidad.

La exploración geológica de distintos terrenos de nuestro planeta nos ha revelado que sus condiciones climáticas en épocas anteriores eran bastante distintas: actuales desiertos se hallaban bajo el agua, frondosas praderas estaban desérticas, etc. Esto ha confirmado el hecho de que el clima no es una instancia fija, sino que varía con el tiempo y se han podido determinar los factores que apresuran dicho cambio.

En épocas recientes, el término cambio climático ha cobrado vigencia para referir también al impacto de las actividades humanas en el balance químico y físico del planeta, lo cual habría incidido en el calentamiento global (debido al llamado “efecto invernadero” que produce la anormal acumulación de gases en la atmósfera) y, de manera indirecta, en el cambio de las condiciones climáticas del globo.

A principios del siglo XXI el debate sobre el cambio climático es constante: existen sectores que encienden la alarma de los inminentes desastres climáticos por venir (algunos de los cuales ya habrían sido percibidos: temporadas de huracanes más largas de lo normal, terremotos, inundaciones y sequías imprevistas, etc.), acusando a la mano del hombre y de la industria como responsables directos del ascenso de la temperatura planetaria.

Otros sectores, en cambio, opinan que el impacto real de la humanidad es mínimo en términos de historia planetaria y que simplemente una era glacial llega a su término, de modo que el calentamiento global y el cambio climático son parte de una etapa natural en el proceso meteorológico del planeta. Según estos sectores, no es cierto que se haga imperativo un cambio radical en los modos de vida y obtención de energía de la humanidad.

Las causas del cambio climático pueden clasificarse en dos grupos, de acuerdo al origen de las mismas, en externas e internas:

Causas externas

Aquellas que provienen de fuera del planeta Tierra, tales como:

  • Variaciones solares. Cambios en las emisiones de calor y energía provenientes del Sol, de acuerdo a sus ciclos estelares (11 años).
  • Variaciones orbitales. La órbita terrestre presente levísimas variaciones que, acumuladas en el tiempo, alteran la distribución de la radiación solar sobre su superficie, permitiendo así la aparición o el fin de eras glaciares e interglaciares.
  • Meteoritos. El impacto de objetos masivos provenientes del espacio contra la Tierra es suficientemente poderoso para alterar el clima, elevando grandes cantidades de polvo, ceniza y gases de invernadero a la atmósfera, pudiendo así bloquear el acceso de la luz solar durante años (una glaciación artificial) o destruir la atmósfera y permitir su entrada directa.

Causas internas

Aquellas que se deben a factores dentro del planeta Tierra, tales como:

  • La deriva continental. El movimiento de las placas tectónicas en el planeta alteran la posición de los continentes y acarrean cambios climáticos en ellos.
  • La composición atmosférica. La presencia de gases que destruyan la capa de ozono (permitiendo la entrada solar directa) o impiden la eliminación de calor de la atmósfera (efecto invernadero) inciden sobre el calentamiento global.
  • Intervención humana. Según algunos especialistas la actividad industrial humana de hace siglo y medio habría arrojado a la atmósfera y a las aguas suficientes gases contaminantes como para apresurar el proceso de calentamiento global.

Efectos y consecuencias

Los cambios climáticos suelen incidir en la vida de manera directa, ya que ésta se adapta a su entorno y varía junto con el clima, paulatinamente.

No obstante, los cambios drásticos e inmediatos son los más preocupantes: fenómenos climáticos violentos y destructivos pueden generarse del desbalance de las temperaturas y las presiones atmosféricas, como ciclones, huracanes, tormentas, o prolongadas sequías.

Otro fenómeno preocupante es el derretimiento de los polos y las reservas de hielo del planeta, cuyo contenido se sumaría al agua de los océanos y sumergiría una porción importante de la tierra firme, arrasando así ciudades enteras.

¿Tiene solución?

No están claras las soluciones a este efecto de cambio meteorológico. De ser un ciclo natural, no habría mucho que hacer; pero si realmente se debe a los efectos contaminantes del hombre, se impone la adopción de medidas urgentes como:

  • Disminución de la quema de combustibles fósiles que liberan CO2 a la atmósfera, mediante sustitución por energías limpias (verdes).
  • Desarrollo de alternativas sustentables de obtención energética (energía solar, eólica, geotérmica).
  • Desarrollo de patrones agropecuarios sostenibles, que no impliquen la acumulación de grandes cantidades de reses (y del metano de sus emanaciones).

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Conceptos (2018). "Cambio climático". Recuperado de: http://concepto.de/cambio-climatico/


Citar

Citado APA: (A. 2018,02. Concepto de Cambio climático. Equipo de Redacción de Concepto.de. Obtenido 2018,05, de http://concepto.de/cambio-climatico/)

Citar

Citado Enciclopédico: Equipo de Redacción de Concepto.de, 2018,02. Concepto de Cambio climático. Editorial Concepto.de (Enciclopedia online). Argentina.