Inicio >Economía y Finanzas> Bolsa de valores

Concepto de Bolsa de valores


La bolsa de valores es una organización privada, caracterizada por ser un intermediario entre los accionistas que desean comprar acciones, bonos o títulos de deuda.

Es el lugar (real o ficticio) donde se encuentran las partes interesadas en invertir. Por ejemplo, una empresa ante un problema económico pone acciones en venta, que luego serán compradas por inversionistas que vean en ellas un futuro potencial. El intermediario es la bolsa de valores.

Origen de la bolsa de valores

La primer bolsa de valores que se conoce se remonta al siglo XVII, en Holanda, con el fin de encontrar inversionistas para las incursiones europeas en distintos países de Asia.

Con el avance del capitalismo, las bolsas de valores fueron creciendo en importancia y cantidad, al punto de ser uno de los nexos más importantes en la economía global.

¿Para qué sirve y cómo funciona la bolsa de valores?

Es a través de las bolsas de valores que se regulan las transacciones, se obtiene información confiable y verdadera sobre las acciones.

De esto se deduce que una de las características principales de la bolsa de valores es ser un complemento al mercado financiero tradicional, ya que permite tanto a organismos privados como incluso al mismo Estado participar en la venta y compra de valores para financiar proyectos productivos, etc.

Las bolsas de valores se caracterizan no sólo por su liquidez, sino que es una forma de convertir el dinero de los ahorristas en dinero circulante, renovando el flujo de dinero.

Bolsa de valores

(Bolsa de valores)

Los valores en la bolsa fluctúan todo el tiempo, y esto es lo que genera a su vez inversiones en pos de conseguir ganancias.

Los movimientos en las bolsas de valores no son totalmente aleatorios, sino que se han desarrollado métodos para pronosticar y poder calcular de manera estimada cuánto va a variar un activo en un determinado plazo de tiempo.

Para invertir en la bolsa, usualmente se recurre a corredores de bolsa o “brokers”, que son personas preparadas para asesorarnos sobre qué acciones comprar y qué estrategias tomar.

La bolsa, una opción no siempre rentable

Invertir en la bolsa de valores nunca garantiza obtener ganancias, ya que suelen estar atadas a los movimientos globales de las economías y las crisis internacionales.

Tal es el caso de la crisis inmobiliaria en el año 2008, que a su vez generó la crisis de las hipotecas subprimes y los derivados financieros.

Esto finalizó con la quiebra de Lehman Brothers y Merryl Linch, arrastrando al mercado entero a un período de recesión que aún no ha terminado.


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.