Inicio >Sociedad> Axiología

Concepto de Axiología


El concepto de axiología proviene del idioma griego antiguo “valioso”. La axiología es comprendida como el estudio filosófico sobre los valores y juicios valorativos. Aborda tanto a los valores considerados como “positivos” como así también  a los valores “negativos”, su análisis se centra en los principios cuya función es delimitar lo que es o no valioso para una persona, cultura o sociedad en particular.

Haciendo hincapié en examinar los fundamentos, la axiología es realmente de importancia para los estudios investigativos en los cuales se evalúan los valores en lo estético, ético o moral.

La axiología determina que los valores pueden ser clasificados bajo el punto de vista de dos corrientes tradicionales del pensamiento filosófico occidental, por el paradigma subjetivista o el objetivista. Los valores para el objetivismo son lo bello, el bien, el mal, la verdad o lo falso, son en sí mismo una finalidad. Por el contrario se consideran valores subjetivos aquellos que son utilizados como un medio necesario para alcanzar un fin u objetivo determinado cuyo caso se encuentra motivado por el deseo personal de quien realiza la acción.

Esta división entre el paradigma objetivo y subjetivo es una gran discusión que distingue a los valores de forma taxativa, si bien algunos autores como Pierre Bourdieu intentaron establecer posiciones teóricas intermedias combinando ambos paradigmas teóricos, y se desarrolló desde los orígenes mismos de la axiología en las últimas décadas del siglo XIX.

La corriente subjetivista comprende que sólo lo que se relaciona con el entendimiento humano es lo cognoscible, que no hay sustento en la realidad si es externo al humano en el plano de los objetos, la relación objeto-sujeto esta mediada por las posibilidades del entendimiento humano emitiendo juicios de valor. Por el contrario el objetivismo deja de lado a los juicios personales, y de este modo al sujeto mismo, para centrarse en cuestiones universales, que son compartidos por todos y pueden ser entendidas en todo lugar y tiempo, inmutables y externas.

Podemos agregar que existen otros tipos de clasificaciones que aportan y destacan otros aspectos al estudio axiológico de los valores. Estos pueden ser catalogados como “estables” o fijos si permanecen inmutables con el tiempo, o pueden ser cambiantes o “dinámicos” si es que sufren modificaciones.



Además pueden ser clasificados según su jerarquía, esto es diferenciando según el mayor o menor grado de relevancia e incidencia en una sociedad, por ejemplo. En este punto podemos decir que la axiología filosófica tiene la utilidad práctica y reflexiva acerca de las consecuencias a partir de ciertos principios básicos sobre los cuales se cimienta una sociedad. Aquí se plantea la discusión acerca de la instrumentalidad axiológica, exactamente en el punto en que se superpone con la idea de progreso social, ya que para guiar la sociedad hacia un futuro próspero es necesaria la revisión y una posición crítica acerca de cuáles fundamentos y valores guían la acción de las personas. La coherencia en las acciones y sus consecuencias son responsabilidad de la sociedad en su conjunto.


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.