Inicio >Salud> Autismo

Concepto de Autismo


El autismo es una palabra proveniente del vocablo griego y hace referencia al conjunto de trastornos producidos durante el desarrollo neurológico de un individuo.

Generalmente se caracteriza por el temor que posee un sujeto a la interacción social, falta de comunicación verbal y desconocimiento del mismo, comportamientos repetitivos y restringidos, etcétera. El autismo se presenta mayormente en la niñez de las personas, estadísticamente a partir de los dos años de vida.

Tipos de autismo

El autismo puede ser diferenciado en tipos a partir de distintos factores. Estos factores pueden ser la edad en la cual el sujeto es diagnosticado, su desarrollo lingüístico, los síntomas y también la constancia y gravedad de los mismos. Es entonces que los trastornos de espectro autista pueden ser diferenciados en:

  • Síndrome de Rett: se presenta mayoritariamente en individuos de sexo femenino y generalmente es diagnosticado durante la niñez. La coordinación motriz del afectado es defectuosa y su desarrollo verbal no posee concordancia con la edad del paciente, presentando entonces signos de retraso. El síndrome de Rett presenta, en muchas ocasiones, retrasos mentales y un deterioro cognitivo irreparable.
  • Síndrome de Asperger: es el trastorno autista más reconocible y el que presenta daños neuronales leves. Los diagnosticados de este trastorno generalmente no pueden diferenciar ni percatarse del estado emocional de otras personas, lo que significa una dificultad inmediata al momento de relacionarse socialmente por la poca empatía que demuestran.
  • Trastorno de desintegración infantil: aquí el paciente presenta signos normales y correctos de desarrollo social y cognitivo. Al cabo de unos años, este desarrollo se vuelve insostenible, produciendo una regresión cognitiva rápida. Generalmente, los pacientes presentan como primeros síntomas la hiperactividad, ansiedad, inquietud, etcétera, que luego se irán acomplejando con el tiempo y desembocando entonces en la pérdida constante de habilidades o capacidades sociales.

Causas del autismo

Cuando se intentan esclarecer las diferentes causas del autismo existen diversos factores que pueden influir:

  • Agentes bioquímicos: se pudo hallar en más de un caso la alteración en los niveles de algunos neurotransmisores, como la serotonina.
  • Agentes genéticos: cuando se intentan nombrar las causas más relevantes del autismo, la carga genética adopta un papel esclarecedor. Se ha podido confirmar por diferentes estudios clínicos realizados en el nacimiento de mellizos, que si uno de ellos es diagnosticado de este trastorno, su mellizo tiene una probabilidad del 90% también de poseerlo.
  • Agentes ambientales: la exposición a sustancias o la contracción de infecciones durante el lapso del tiempo de embarazo, pueden provocar malformaciones en el sistema neurológico del feto, que luego se reflejarán en posibles trastornos, tales como los trastornos de espectro autista.
  • Agentes neurológicos: se han encontrado alteraciones en áreas neuronales relacionadas primordialmente con el aprendizaje y la conducta.

Tratamiento para aquellos que sufren de autismo

En primer lugar, es de suma importancia dejar en claro que cualquier tipo de autismo que pueda ser diagnosticado no tiene una cura que proporcione eficacia en un cien por ciento.

Con una finalidad entonces muy alejada de la cura de esta enfermedad, el tratamiento para alguien autista ofrece como beneficios la paliación de los síntomas y consecuencias de dicha enfermedad, y el mejoramiento en cuanto a la calidad de vida del paciente.

El tratamiento del autismo suele ser realizado de forma individual y con una previa estructuración detallada de los pasos a seguir, los cuales están sujetos primordialmente a las necesidades y síntomas del paciente.

De esta manera se busca el tratamiento más de adecuado con la finalidad de alcanzar los mejores resultados en el lapso un lapso de tiempo relativo.



Algunos tratamientos pueden incluir las siguientes terapias:

1. Intervenciones emocionales y psíquicas: esta terapia tiene como fin inmediato lograr que los diagnosticados de autismo puedan desarrollar, en un lapso de tiempo no muy prolongado, habilidades y capacidades de índole social y comunicativo para que el sujeto pueda desenvolverse en su entorno cada día con más facilidad.

(Autismo. Ilustración)

(Autismo. Ilustración)

A su vez se intenta lograr que el paciente pueda expresar todo tipo de sentimientos que lo involucren en una relación amistosa. No obstante, esta terapia también involucra a las personas del entorno del paciente y se busca que el mismo pueda exponer sus temores, frustraciones, descontentos, alegrías, etcétera.

2. Intervenciones conductuales educativas: esta terapia generalmente es utilizada para tratar no solo al paciente en cuestión, sino también a las personas que integran su entorno privado.

Esta terapia consta de diferentes sesiones, cuyo objetivo inmediato es lograr que el sujeto pueda desarrollar sus habilidades tanto lingüísticas como sociales, mediante el uso constante de sus capacidades intensivas correctamente estructuradas.

También son involucrados los parientes y allegados más cercanos del paciente en esta terapia, de modo tal que los mismos puedan ofrecer ayuda, tanto a los especialistas como a el mismo sujeto diagnosticado de trastorno autista.

3. Medicamentos: como detallamos al principio del apartado de tratamientos, no existe la cura para aquellos diagnosticados de autismo, por lo tanto no existen medicamentos que ayuden a disminuir este trastorno.

Sin embargo, en muchas ocasiones, existen casos en los cuales el paciente desarrolla convulsiones y frente a ellos el especialista puede recetar anticompulsivos específicos. En caso de hiperactividad o impulsividad, se prescriben medicamentos que son empleados para individuos con déficit de atención recurrente.


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.