Inicio >Sociedad> Anomia

Concepto de Anomia


El ser humano está regido por leyes, ya que de lo contrario la vida en comunidad sería imposible. Las leyes regulan la vida en sociedad y permiten que la humanidad se desarrolle de manera apacible y no violenta, previniendo que haya problemas entre los ciudadanos.

Anomia es la ausencia de leyes. Esta situación se da cuando las leyes se han degradado o los miembros de una comunidad ya no las respetan.

Anomia

(Anomia)

La anomia según Herodoto

El concepto de anomia es muy antiguo (data de hace más de 25 siglos) y se forjó en la Antigua Grecia. En el siglo V a.C. Herodoto de Alicarnaso (historiador griego) fue quien uso este término por primera vez. Utilizó este término al referirse a la guerra entre los griegos y los persas de acuerdo con una visión personal de la misma. Este historiador griego da a la palabra tres acepciones relacionadas con las normas de conducta de los individuos.

  • Por un lado refiere a la anomia a nivel de cada individuo en cuanto a su naturaleza violenta. Este ser humano no tiene cualidades humanas positivas.
  • Por otro lado, relacionó este término con quien no cumple con las normas religiosas y que, a raíz de esto, comete actos impíos.
  • Finalmente, utilizó el término para relacionarlo con quien no cumple con las normas de las costumbres sociales, las leyes que no están escritas formalmente pero que son apropiadas en la comunidad.

Luego de que relacionó el término con el individuo, expandió su significado a la comunidad.

La anomia en la religión

En el Antiguo Testamento de la Santa Biblia (libro sagrado del Cristianismo) también se hace mención de la anomia. Relacionada con el término “hamartia” estaba vinculada con el pecado. También se consideró el término para referirse a la hostilidad y las fuerzas del mal contra el reino de Dios, en especial relacionado con el final de los tiempos. Estas fuerzas atentan contra el bien.

Historia de la Anomia

Dependiendo del pensamiento humano y del devenir de la historia, la anomia ha cobrado distintos significados. Se puede decir que en Grecia se relacionó con la cuestión de la justicia y más sobre la injusticia. Para Platón la palabra anomia estaba vinculada con la anarquía y la intemperancia.

Durante la Edad Media este concepto se abandonó hasta llegar al Renacimiento, momento en que se revaloriza lo clásico y se le da importancia al individuo, más allá de de Dios. En la Edad Media el hombre se mantuvo inmerso dentro de estructuras sociales que marcaban toda su existencia.

En 1635, un jurista del reinado de Isabel en Inglaterra, William Lambarde, dijo que anomia significaba “sin reglas o normas”.

Para Durkheim (en el siglo XIX), en oposición a la anomia, las leyes de la sociedad establecen los límites que son necesarios para la seguridad de una comunidad. Según este pensador, la anomia y por ende la debilitación de las leyes y normas se genera por la fragmentación del trabajo. Esta situación puede generar que la sociedad se desorganice. Las normas regulas las relaciones entre las personas dentro de una comunidad.



En el siglo XX, encontramos la mirada del sociólogo Robert King Merton quien habla de la anomia de la siguiente manera:

  • La anomia no quiere decir la falta de normas, ya que en toda sociedad hay pautas de conducta que rigen la vida de los seres humanos. Estas normas conforman un cierto sistema.
  • No se puede considerar anomia un quebrantamiento mínimo de una norma social. Hay grados de anomia.
  • Como resultado de la anomia se halla la conducta social divergente o desviada.
  • La anomia puede ser simple o más compleja, a la que llama aguda. Una anomia simple es una mera confusión a nivel de la sociedad que está sometida a un sistema antagónico de valores. Se genera entonces una sensación de inquietud y la necesidad de abandonar el grupo social. La anomia aguda genera angustia y un total desgaste del sistema. Se genera entonces un estado de rebelión en el que parte de la sociedad abandona los mecanismos institucionalizados.

En la actualidad la anomia social tiene mucho que ver con la disconformidad política. Los miembros de una comunidad consideran a los políticos y sus acciones a nivel de la sociedad como ineficaces y puede generar una desorganización social por disconformidad.

La anomia en relación con el lenguaje

La anomia también está relacionada con el desorden neuropsicológico que padecen ciertas personas y que genera que quienes la padecen no recuerden el nombre de las cosas. Esta enfermedad es un trastorno del lenguaje que provoca que la persona no pueda llamar a las cosas por su nombre.

La pérdida de la capacidad para recordar los nombres de las cosas puede ser parcial o total,  y se convierte en una parte importante de la afasia. Esta anomalía suele aparecer con la edad y tiene estrecha relación con la demencia.


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.